E-mail 
|
 Copyright © 2004-2014 
|
Materiales Históricos de la Patagonia Austral
|
Guía Comercial de Magallanes, 1918
sobre la administración pública, comercio e industria

Materias

Dos palabras Campos agrícolas Guía Administrativa Fiestas americanas Abrev. comerciales Cálculo de beneficio Equivalencias decimales Doblar un capital Fracciones a decimales Braun y Blanchard Menéndez Behety Porvenir Natales Ganadería Aves de corral Enfermedades de aves Cuidado de pollitos La avena La patata La huerta La frutilla Germinación acelerada Revelación del agua Calendario de hortalizas Zootecnia Medicina veterinaria Farmacia veterinaria Gisberto Tonini Embarc. de cabotaje Embarcaciones menores Peso específico
Tabla de cambio
Valor propiedad rural Tarifas de correo
Tarifas de telégrafos Distancias Pesos por volúmen

---

La Frutilla

He aquí una hortaliza cuyo cultivo debería ser generalizado más de lo que es en nuestras campañas, pues no es ni difícil ni costoso, ni de lentos resultados.

Las frutillas necesitan terreno suelto, sílico-arcilloso, fresco y bien abonado, con mucha anterioridad a su plantación, y preparado convenientemente con una labor prolija, hecho con pala para incorporar bien a la tierra el abono.

Las frutillas se producen por semillas ó por estalones.

El primer método se emplea mucho en Francia y se obtienen las semillas, eligiendo las frutillas mejores de la cosecha y las más maduras; se estrujan con la mano, se lavan bien en un balde las semillas para separarlas de la pulpa y se secan a la sombra.

La reproducción por estalones es, sin embargo, la más usada y la más fácil. Se preparan los canteros de antemano, de metros 1.50 de ancho y del largo que se quiera; se cortan los estalones arraigados, y se plantan a distancia de 35 centímetros entre uno y otro, en filas bien derechas y paralelas; la plantación se hace desde Febrero hasta Agosto; pero la producción no se consigue sino en el año siguiente.

El terreno, en lo sucesivo, se ha de regar, carpir, y una vez por año, en invierno, se cava con pala entre las líneas y se abona con abonos descompuestos.

Cuando están para madurar las frutillas se expanden en el suelo pasto seco o paja cortada para evitar que las frutillas, con los riegos y las lluvias, se ensucien de barro.

Después de la cosecha hay que suprimir los estalones que en número excesivo se desarrollan y crecen en todas direcciones con perjuicios sensibles de las plantas.

La recolección de las frutillas se efectúa de mañana y de tarde, cogiendo las frutillas antes de que estén perfectamente maduras, para que así se conserven más tiempo. De una área de terreno (100 metros cuadrados), se pueden cosechar hasta 150 kilogramos de frutilla.

Un fresal bien cuidado puede durar tres años; pero como todos los años se recortan los estalones, se puede renovarlos por partes.

Las variedades de frutillas más conocidas se dividen en dos grupos principales: a fruto pequeño y a fruto grande.

Entre las primeras: de las cuatro estaciones, blanca y colorada, florece y produce todo el verano; de Montreil. Entre las segundas: Competidor, de abundante producción; Gioconda, muy vigorosa y productiva, de frutos gruesos y de carne amarillo-purpúreo, muy resistente a las heladas; Dr. Morée, de fruta de extraordinario grosor, rústica, productiva y adecuada al cultivo en gran escala, y a la exportación o transporte por ferrocarril; de Italia, muy fuerte y rústica, fruta gruesa y acorazonada, de color rojo-bermejo, carne rosada y muy profunda y azucarada; sensación de grosor enorme, la más gruesa que se conoce; carne y parte exterior de color rojo oscuro; hojas grandes y tallos fuertes con pesados racimos, adecuada al cultivo forjado; reproducción de San José o fruta gruesa, es la primera variedad de fruta gruesa, de todos los meses, hojas verde oscuro, es adecuada al transporte en ferro-carril y su fructificación empieza en primavera, en Octubre, y termina con las primeras heladas de otoño tardío; frutilla-grosella, variedad original y nueva cuyo fruto participa de la frutilla y de la grosella a la vez, frutos gruesos, de color anaranjado, con ramos y tallos gruesos, algo espinosos.


p.186   p.187   original(es)