E-mail 
|
 Copyright © 2004-2014 
|
Materiales Históricos de la Patagonia Austral
|
Guía Comercial de Magallanes, 1918
sobre la administración pública, comercio e industria

Materias

Dos palabras Campos agrícolas Guía Administrativa Fiestas americanas Abrev. comerciales Cálculo de beneficio Equivalencias decimales Doblar un capital Fracciones a decimales Braun y Blanchard Menéndez Behety Porvenir Natales Ganadería Aves de corral Enfermedades de aves Cuidado de pollitos La avena La patata La huerta La frutilla Germinación acelerada Revelación del agua Calendario de hortalizas Zootecnia Medicina veterinaria Farmacia veterinaria Gisberto Tonini Embarc. de cabotaje Embarcaciones menores Peso específico
Tabla de cambio
Valor propiedad rural Tarifas de correo
Tarifas de telégrafos Distancias Pesos por volúmen

---

Farmacia Veterinaria

Principales Remedios

Aceite de oxicedro o de enebro.— Especie de brea astringente y antisarnosa. Se emplea en el tratamiento de las llagas antiguas y de las enfermedades de la piel.

Acido arsenioso (arsénico, óxido blanco).— Veneno violento. En el huélfago del caballo se da con salvado mojado a la dosis de 50 centigramos a un gramo.

Acido azoico.— Cáustico enérgico empleado para destruir los pequeños tumores y cauterizar la piel en ciertas enfermedades.

Acido bórico.— Antiséptico. En solución de 3 a 4 por 100, para curar las llagas e inyecciones en distintas cavidades del cuerpo.

Acido fénico.— Desinfectante. Se emplea en solución de 2 a 5 por 100. Cicatrizante. Antipútrido al interior a la dosis de 5 a 10 gramos para el caballo.

Acido salicílico.— Impide o retrasa la fermentación y putrefacción. Al interior, para el caballo, a la dosis de 15 a 25 grs. por día en las enfermedades de carácter típico o séptico.

Adormidera.— En decocción, es la base de muchas preparaciones narcóticas empleadas contra las enfermedades externas acompañadas de dolor.

Alcanfor.— Esencia empleada en uso externo e interno en distintas formas: alcohol alcanforado (alcanfor, 1 parte; alcohol común 3 parte); Aceite alcanforado (alcanfor, 1 parte; aceite de olivas, 8 partes); pomada alcanforada (alcanfor 1 parte; manteca, 4 partes); aguardiente alcanforado (alcanfor 1 parte; aguardiente 32 partes).

Alcohol.— Cicatrizante al interior. Estimulante, excitante.

Alcohol Alcanforado.— En curas como cicatrizante. En fricciones para combatir las obstrucciones o infartos.

Almidón.— En polvo, sobre las llagas, como absorbente, y sobre la piel inflamada como calmante.

Aloe o acíbar.— Purgante empleado en el caballo a la dosis de 20 a 50 gramos.

Alumbre.— Cristalizado, se emplea en solución de 2 a 4 por 100 como astringente o cicatrizante. Calcinado, en polvo, es algo cáustico.

Amoníaco (álcali volátil).— Irritante en solución en el agua, antipútrido en uso externo sobre las llagas y excitante general en uso interno. Contra las indigestiones gaseosas de los rumiantes.

Árnica. — Su tintura, en solución en el agua de 4 a 5 por 100, es cicatrizante. En uso interno, excitante y antiséptica.

Baños.— Antisépticos: Disolver una pequeña proporción de ácido fénico (20 a 50 gramos por litro) de cresil (30 a 50 grs. por litro), de sublimado corrosivo (1 gr. por litro) o de sulfato de cobre (50 a 80 grs. por litro). Baño alcalino: Carbonato de potasa, 1 kilóg.; agua, 100 litros. Fórmula del baño sulfuroso: Sulfuro potásico, 25 grs.; agua, 1 litro.

Bicarbonato de sosa.— Alcalino empleado en las enfermedades del estómago, del intestino y de los riñones. En bebida, a la dosis de 15 a 30 grs. por día.

Brea.— Astringente al interior y dado generalmente como agua de brea. Usado en el tratamiento de las enfermedades de la piel.

Cal.— Se usa principalmente al exterior, como lechada de cal (cal apagada, 100 grs.; agua, 1 litro) y agua de cal apagada, 25 grs.; agua, 1 litro) o en polvo. En uso interno se da en ciertas enfermedades de carácter pútrido.

Camomila o manzanilla.— Planta medicinal de la familia de las Compuestas, cuya infusión es tónica y antipútrida (llagas de mal carácter e interiormente indigestiones).

Cataplasmas.— Preparaciones pastosas que se extienden sobre una tela sólida y que se aplican sobre los tejidos de una región enferma. Se usan principalmente las cataplasmas de harina de linaza, a las cuales se deben preferir sin embargo, las compresas antisépticas húmedas.

Cloruro de antimonio, (manteca de antimonio).— Cáustico enérgico. Se emplea en el tratamiento de las llagas virulentas (rabia, muermo, etc).

Cloruro de zinc (manteca de zinc. - Tiene las mismas propiedades y los mismos usos que el cloruro de antimonio.)

Cloruros de mercurio.— El protocloruro o calomelano es purgante. El bicloruro o sublimado corrosivo es un veneno violento y un cáustico enérgico. En solución al 1 por 1,000 o por 2,000 es un excelente antiséptico.

Electuarios.— Preparaciones medicamentosas de consistencia pastosa, dadas a los animales con una espátula, sobre todo en los casos de afecciones de las vías respiratorias.

Esencia de trementina. — En fricciones como revulsivo. Estimulante y antiséptico interiormente.

Fumigaciones.— Vapores que se despiden del agua caliente o de ciertos productos medicamentosos, y que obran sobre la piel o sobre las mucosas enfermas. Las fumigaciones son emolientes, astringentes o estimulantes.

Genciana.— En polvo, se emplea en uso interno en los grandes rumiantes como tónico. En el agua de salvado, a la dosis de 50 a 100 gramos por día.

Glicerina.— Cuerpo muy suavizador. En el tratamiento de las grietas, de las rajas y de algunas otras llagas. La glicerina yodada (tintura de iodo, 1 parte; glicerina, 4 partes) sirve para los mismos usos y para ciertas enfermedades cutáneas.

Iodo.— Su tintura es usada pura o mezclada con agua. Fórmula de la tintura de iodo: iodo, 1 parte; alcohol de 900, 12 partes. Cuando se disuelve esta tintura hay que añadir algunos gramos de ioduro potásico para evitar precipitación del iodo.

Ioduro potásico.— Sal administrada al interior, en los grandes animales, como alterante y diurético. Dosis: 6 a 10 grs. por día.

Kermes.— Producto complejo usado en el tratamiento de las enfermedades de la garganta y de los bronquios. Para los grandes animales, á la dosis de 10 á 40 gramos.

Lisol.— Antiséptico muy potente, ni tóxico ni cáustico, completamente soluble en el agua; desinfectante, cicatrizante, antiparasitario, reemplaza con ventaja a todos los demás antisépticos.

Mostaza negra.— Su harina, desleída en agua tibia, constituye el sinapismo veterinario; aplicado sobre la piel, produce un dolor vivo e hinchazón. Se emplea en muchas afecciones internas, sobre todo en las pulmonías.

Nitrato de potasa (salitre).— Sal refrigerante y diurética, que se administra en el caballo en cantidad de 5 a 15 grs. por día.

Pomadas.— Preparaciones terapéuticas cuyas propiedades son muy variables. Se hacen con manteca o vaselina mezcladas a ciertos agentes terapéuticos. Hay pomadas emolientes, calmantes, irritantes, vesicantes, antisarnosas, etc.

Salicilato de sosa.— Medicamento específico de las afecciones de naturaleza reumática. En el caballo se da a la dosis de 10 a 25 grs. por día.

Sulfato de cobre (vitriolo azul).— En solución en el agua, de 4 a 10 por 100, el sulfato de cobre se emplea en el tratamiento de las distintas afecciones del pié del caballo que van acompañadas de supuración. En lociones, en inyecciones o en baños.

Sulfato de hierro (vitriolo verde).— En solución en el agua, de 4 a 5 por 100, se emplea en uso externo como astringente. Se administra interiormente contra la anemia y la hidremia, a la dosis diaria de 6 a 10 gramos para los grandes animales.

Sulfato de sosa.— El purgante más usado para los grandes animales. En bebida o en el agua de salvado, a la dosis de 150 a 300 gramos para el caballo, de 200 a 400 gramos para el buey.

Sulfato de zinc (vitriolo blanco).— Como astringente, en solución de 2 a 3 por 100, contra las afecciones cutáneas y contra el catarro auricular del perro.

Tinturas.— Preparaciones líquidas obtenidas disolviendo ciertos medicamentos en alcohol.

Ungüentos.— Preparaciones formadas de resina, de cuerpos grasos ode vaselina y otros agentes de propiedades variables. Reservados para uso externo. Se usan principalmente para el pié. El ungüento de Hevid es excelente para el casco del caballo.

Vaselina.— Sustancia algo menos consistente que la manteca, inalterable por el aire, empleada sola o asociada con distintos agentes medicamentosos. No se pone rancia.


p.219   p.220   p.221   p.222   original(es)